Hablemos con energía… y de los desarrollos de vivienda

Por: Óscar López

En estos días visité algunos fraccionamientos que tienen un régimen especial y se mantienen ajenos a los servicios y el mantenimiento de la administración municipal, estatal e incluso federal. En estos fraccionamientos las empresas ven como negocio rentable desarrollar y administrar macro urbanizaciones para venta de macro lotes y ser los proveedores al interior, del servicio de alumbrado vial, poda de áreas verdes, recolección interna de basura,  electricidad para todo el desarrollo y la explotación de sus pozos para suministro de agua potable, así como el tratamiento de aguas residuales para retorno de agua para uso no potable.

Ya no hablamos de una teoría de auto-sustentabilidad en la vivienda a futuro, hablamos de desarrollos planificados y al día de hoy funcionalmente eficientes con viviendas unifamiliares en desarrollos verticales (optimización de espacios para mayor venta de vivienda), y con los servicios necesarios para que sus habitantes  convivan de la manera más cómoda posible. Con infraestructura interna como supermercados, tiendas de autoservicio, servicios para el hogar, restaurantes, escuelas, clínicas, oficinas, áreas verdes, etc.

De este tema tengo dos reflexiones. Por un lado la idea de crear estas comunidades ordenadas y autosuficientes es un avance con muchas esperanzas de crear hábitos de consumos más ordenados y limitados de todos nosotros y crear esta cultura para las generaciones que llegan con una situación muy mermada en recursos indispensables para la vida como el agua potable. Bienvenidas sean estas propuestas que proponen nuevos estilos de vida.

Estas opciones nos acercan a tecnología de punta que va también con beneficios para solucionar problemas actuales en asentamientos urbanos ya muy viejos y viciados que literalmente sólo maman recursos y dan problemas en infraestructura y en lo social.

Pero existe un lado que deja dudas sobre la funcionalidad a futuro y la situación legal de los derechos que se adquieren como cualquier ciudadano ante la administración pública.
Si estos condominios (con sus respectivos departamentos) y los establecimientos comerciales pagan sus prediales ¿por qué servicios municipales en particular están pagando? o ¿qué tipo de infraestructura ofrecen a cambio de los impuestos pagados? ¿qué mantenimiento van a dar a la infraestructura en general?

Por otro lado, si existiera escasez de agua por un pozo por sequía  o por contaminación, o bien que las plantas de generación de luz y plantas de tratamiento de agua dejaran de dar servicio parcial o total a los habitantes,  ¿se podría obligar a solucionar el problema a la autoridad competente?

En otro caso, si la administración de estos macro desarrollos se declara en bancarrota y dejara de operar parcial o totalmente, ¿qué autoridad es la competente para retomar el orden de la misma?

Y podríamos seguir con el tema de los supuestos y llegaríamos a la respuesta simplona de que entonces el gobierno tendría que hacerse cargo de las problemáticas de la sociedad. Y no es que estemos más o menos preparados para entrar de lleno a temas de esta índole y de resolución de nuestras necesidades primarias. El tema es que nos tenemos que ordenar ya y legislar para entrar a temas con mucho futuro y buenos beneficios. No dejemos una planeación urbana a medias para que otra vez, esto nos deje parásitos que mamen recursos y solo den problemas sociales o de contaminación ambiental.

¿Cuál será nuestra próxima realidad? ¿La escasez de los recursos naturales nos dictará nuestros alcances de consumo y orden social? ¿O seremos capaces de autocontrolarnos en nuestros hábitos de consumo? ¿Seremos capaces de crear sistemas suficientes de regeneración de recursos vitales  y evitar su sobreexplotación?

Estamos reaccionando y proponiendo, sólo nos queda la duda…  ¿vamos tarde?

loro76@yahoo.com
Twitter: @loro76
Advertisements

One Comment Add yours

  1. Constanza Guajardo Vicencio says:

    ¡Muy interesante artículo y un tema que da para mucha reflexión!
    Yo sólo comento dos cosas: 1) el que se hagan este tipo de desarrollos me parece adecuado en el sentido de que, de alguna manera, se propicia la descentralización y en teoría “se desarrollan” nuevos polos fuera del centro de la ciudad. Sin embargo, 2) esto obviamente es una estrategia macabra para privatizar absolutamente todo. Bien lo dice Óscar, en un condominio ya no entran los servicios públicos ni de agua, ni de luz, ni de recolección de basura. Entonces ¿cuál es la función del gobierno si cada vez se privatizan más servicios? ,¿a dónde van a parar los impuestos (excelente pregunta que plantea Óscar) y, ¿en manos de quién está quedando la riqueza de nuestro país?
    ¡Saludos!

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s