Las armas para enfrentarnos

Por: Valentina Amor

-La justicia social no puede ser conseguida por la violencia. La violencia mata lo que intenta crear.- Papa Juan Pablo II.

En un alto de semáforo un hombre golpea con fuerza la ventana de mi auto exigiendo dinero, o una ayuda; de fondo, en la radio, se escuchan las noticias: enfrentamientos, golpes, muertes…

“Violencia en México bate récord en abril: 56 víctimas de asesinato cada 24 horas” publicó Animal Político. En la misma nota, el experto en temas de seguridad, Alejandro Hope,  agregó que si se continúa con este ritmo promedio, “probablemente vamos a terminar el año con unas 2 mil 500 víctimas de homicidio más que en 2015”.

La percepción de inseguridad en la población aumenta y los dirigentes declaran que su entidad es la más segura. Aquí donde se acostumbra echarle la culpa a los dirigentes vecinos o anteriores.

Mientras tanto en casa el bullying y la guerra son términos sobre los cuales estamos acostumbrados a hablar como ajenos. Negamos su existencia o incluso evocamos épocas pasadas en donde se les veía como una situación intrínseca del crecimiento del ser humano. Al mismo tiempo en casa vivimos nuestras propias “guerras”: criticamos y juzgamos al vecino enfrente de nuestros hijos; les decimos que le regresen el golpe al compañero de la escuela, o peor aún al hermanos; en las escuelas algunas mamás hacen grupos y excluyen a otras; entre otros.

Si bien estamos biológicamente preparados para reaccionar para que las cosas peligrosas nos llamen más la atención, y por otro lado las cosas buenas digerirlas fácil y naturalmente, hemos evolucionado y podemos hacer conciencia  sobre lo que estamos haciendo, cada quien, para fomentar la paz.

Podemos optar por hablar de proyectos productivos y que generan progreso o compartir noticias desastrosas; usar frases de odio, o de amor; sentir pesar y repetir compasión, o solidarizarnos con actitudes de buen ánimo, y ser promotores de la vida. La decisión de cómo actuar ante las situaciones actuales,  está en cada uno.

amoroviedo@gmail.com
@LaValentinaAmor
Advertisements

One Comment Add yours

  1. Fatima Cervantes says:

    Buen comentario, quizá solo falta decir que si la violencia mata lo que intenta crear, imponer un modelo económico con violencia es quizá el error más grande en nuestros tiempos… La desigualdad solo fomenta más violencia, esta demostrado que una de las causas de la buena convivencia familiar depende del ingreso mínimo por familia, una familia con graves problemas económicos, por ejemplo por ganar 4,000 pesos al mes, siempre tendrá mayores niveles de estrés y por lo tanto más tendencia a conflictos internos familiares. no lo digo yo lo dice la OMS. La estabilidad económica de una familia si es un factor primordial para buscar la paz…. Palabras de Sanders, “terrorismo también es matar millones de familias de hambre”… Como lo entiendo yo es “Como le pedimos a alguien que crezca espiritualmente, si esta viendo como sobrevivir”, para poder crecer espiritualmente el primer paso es no tener hambre… lo se por experiencia.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s