De #LluviasQro y cosas peores

Por: Ricardo Carapia

Es cierto. La basura es una causa. Más no la única, y tampoco lo es en todos los casos donde falla el asunto. También lo son, en mayor o menor medida y dependiendo el punto de la ciudad donde se analice, el crecimiento desordenado de la ciudad, los cambios inapropiados de uso de suelo, las condiciones del suelo, la infraestructura existente y la mala planeación y/o ejecución de las obras pluviales.

Es cierto, no es culpa nada más de la administración actual, y mucha culpa tienen los anteriores, nadie con dos gramos de memoria lo va a contradecir. Lo que provoca el desencanto, y quiero ser muy claro en esto, es la negación, el dedo en llamas que no toma responsabilidades, el enojo ante el añejo reclamo (justo, por cierto) de la población, la soberbia autoritaria trepada en la camioneta que no sufre  los encharcamientos, el reduccionismo insultante en el discurso.

Cada temporada de lluvias, salen además los acusadores partidistas, el sectarismo que lejos de la inconformidad ciudadana, se sube a los manteles acusatorios con claros fines electoreros. Y en la mesa poco queda de los afectados, los que en sus viviendas sufren el daño, de los que en sus vehículos vivieron la incertidumbre, de los que no pudieron llegar a su casa en horas porque los camiones no pasaban, los que en sus bicicletas o a pie, bendita movilidad, no podían avanzar.

Y sobre todos, destacan los que en su momento tomaron la bandera, la levantaron para hacerla ondear a los cuatro vientos mientras (también entonces) repartían culpas y hacían propio el reclamo, vociferando a los que les quisieran escuchar, que eso no volvería a repetirse bajo su autoridad. Los que ahora traen chalecos promocionales y nos saturan de videos de buenas acciones todos los días, sin quitarse el color de la frente en los gobiernos que deberían ser para todos.

* Paréntesis. Antes de que venga a endilgarme epítetos coloridos, permita hacer de su conocimiento que el tema siempre ha estado en mi boca y en mis manos, al haber sido afectado no una sino varias veces por el tema. *

Cierto es también que hay acciones buenas y logros importantes, y ante la deuda histórica que aún no han cubierto los señores políticos y funcionarios de nuestro país, señores, con todo respeto, cito a mi estimado Dr. Corona: ¿Para qué les aplauden? si ese es su trabajo.

Lo dije hace poco en Días de furia. Se acercan ya los tiempos en que unos y otros vendrán a tratar de vendernos los mismos y gastados espejos. ¿De verdad? A pesar de todo lo visto y sus consecuencias… ¿De verdad?  Y no lo digo tanto por esos que en pleno dominio de sus cínicas capacidades volverán una y otra vez a llenar los espacios publicitarios con su mejor cara, como si se hubieran apartado de ellos alguna vez. Lo digo por nosotros, los electores, los que permitimos la burla en nuestra propia cara, nos quejamos en redes sociales y no somos siquiera para acercarnos a la casilla de votación o recoger la basura que llena las coladeras y mejor les tomamos foto. Fíjese bien en los ejemplos cercanos y los no tanto, y verá que esos ineptos gobiernos de las minorías son gracias a la indolencia de sus propios pueblos. Hay que reaccionar.

ricardo.carapia@gmail.com
@richcarapia

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s