Amnesia inmobiliaria: La enfermedad del político

Por: Braulio Hernández

Es quizá una de esas enfermedades modernas que se genera en las cúpulas del poder y que afecta a los políticos, hasta hace algunos años se creía que solo a los priístas pero de un tiempo para acá el virus se ha expandido a todos los partidos políticos.

Sin tener claro aún el origen de este virus, sabemos que se reproduce a la par de un crecimiento exponencial en el número de bienes raíces de cada uno de los políticos, poco a poco van olvidando qué se tiene y en qué ciudades, al grado de no recordar el número exacto ni el valor comercial de sus propiedades. Es triste ver cómo los políticos y propietarios pierden capacidades cognitivas de sus pertenencias.

Casos como el del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, infectado por este padecimiento y que no solo “olvidó” declarar cientos de hectáreas de su propiedad sino que también perdió conciencia de que los recursos naturales no son de su propiedad y realizó obras para desviar y acaparar mantos acuíferos.

El diputado perredista de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal Víctor Hugo Romo olvidó declarar dos departamentos en la Ciudad de México.

Uno de los casos más tristes de esta enfermedad es el del ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, que olvidó el valor de sus propiedades algunas con diferencia de hasta 3 mdp y algunos ranchos de plano ni se acordó.

Al mismísimo presidente del PAN Ricardo Anaya, le pegó el olvido en sus gastos y viajes al extranjero así como en algunos detallitos de sus viviendas.

O casos de intervención divina como el de Andrés Manuel López Obrador, que según su declaración solo tiene una cuenta de 100 mil pesitos y vive al día “con la ayuda de Dios”.

La esperanza de la cura milagrosa nos la da Javier Corral, que la amnesia le duró lo que le duró la campaña pero afortunadamente 90 días después su memoria regresó, y su patrimonio se incrementó en casi 4 millones de pesos incluyendo casas en Mazatlán y su depa en CDMX.

A ultimas fechas supimos de otro terrible caso, el de la presidenta del PRD, la senadora Alejandra Barrales a quien también se le olvidó que tiene un departamento en Miami con valor de 1 mdd.

El departamento en Miami de la primera dama , el rancho que crece y crece del gobernador de Querétaro, las casas en el extranjero de los diputados, los coches de lujo, los relojes, en fin, ningún político se salva de esta rara y moderna enfermedad.

Estudios afirman que la causa que pudiera originar este padecimiento está en las arcas de la nación y en las malas prácticas (mañas) de los políticos de nuestra época que ya no dan paso sin huarache. Se malacostumbraron (diputados, senadores y regidores) a que la aprobación de las leyes y los recursos tienen que ir acompañados de su respectivo sobre amarillo (o sobres, según el sapo la pedrada) para poder darle “salida” al tema.

Se hablan de negociaciones millonarias para la aprobación de las reformas, para autorizar las concesiones, para los cambios de uso de suelo, el moche para priorizar la repartición de los recursos, entre muchas otras.

Ofende que los políticos tengan prioridades millonarias, por supuesto; pero mas allá de lo que tengan es ¿cómo lo hicieron?

Habrá honrosas excepciones de empresarios que se convirtieron en políticos y que tenían su patrimonio antes de involucrarse en el servicio público; pero pocos, muy pocos, créanme.

Quizá la cura a esta enfermedad se encuentra en sacarles las manos de los recursos públicos, en un gobierno abierto y participativo o en la fiscalía anticorrupción. Lo que es claro es que no está en el “3 de 3,” porque el mal ya mutó y se volvió inmune a lo que en su momento fue una gran iniciativa ciudadana.

brauliohn@gmail.com
@brauliohn
Advertisements

One thought on “Amnesia inmobiliaria: La enfermedad del político

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s