El cerco

Por Fernando Corzantes

De las consecuencias reales que tendrá la construcción del muro completo autorizado por Donald Trump, parece no tener conciencia en sí el gobierno mexicano, ya que no se está preparando una estrategia completa y oportuna a las dimensiones de éste problema. Señalábamos la entrega anterior que cuando menos son cuatro ámbitos en los que habría gravísimas consecuencias. La primera es la humana, en el significativo riesgo que supondría para los miles de migrantes mexicanos y latinoamericanos el cruzar el cerco intentando llegar a los Estados Unidos.

El problema es ya existente y continúa incrementándose, ya que sólo en Baja California hay inmigrantes en 20 albergues, la mayoría empiezan a sentir las carencias al estar a su máxima capacidad y durante varios meses, ya que generalmente son lugares de tránsito a los que las personas llegan a descansar, dormir, asearse y comer antes de continuar su viaje hacia EU. Hace un par de meses una delegación de la ONU visitó la zona y declaró que existía una crisis humanitaria que hasta ahora no se ha resuelto y está en vías de empeorar porque también hay inmigrantes que se fueron diseminando a lo largo de otros estados fronterizos como Sonora, Chihuahua y Tamaulipas, ante su desesperación por la precaria situación en los albergues de Baja California. En Tijuana hay una crisis humanitaria por la falta de albergues, alimentos y techo para los migrantes haitianos y afroamericanos que suman más de 6 mil varados en la ciudad fronteriza, alertó el Comité Ciudadano de Defensa de los Naturalizados y Afroamericanos (CCDAM).   La cifra para mediados de éste año podría incrementarse a 42 mil.

Una segunda consecuencia es que una de las justificaciones para cercar la frontera del norte es el de la seguridad para los norteamericanos, pero el muro será ineficaz en el trasiego de drogas y el combate al narcotráfico.   Los últimos años han sido utilizados los más ingeniosos métodos de comunicación y enlace entre las partes separadas por el cerco existente. Catapultas, cañones, rampas, drones, sofisticados túneles, etc., etc. Los traficantes de drogas y de otros productos ilegales han encontrado múltiples formas de evadir el actual muro fronterizo. Algunos expertos creen que un muro de cuatro metros de altura como el que propone Trump resultaría inútil ya que los traficantes cuentan con múltiples maneras de evadirlo. Son numerosísimas las insólitas historias de las formas de traficar droga a través de la frontera. “La historia nos ha dicho insistentemente que cuando se crean ese tipo de barreras, lo único que pasa es que es más costoso cruzarla, pero si los incentivos para cruzarla siguen excediendo ese costo, va a seguir ocurriendo”, indicó Francisco Lara-Valencia, investigador de la Escuela de Estudios Transfronterizos, de la Universidad Estatal de Arizona, y quién además señala que “las soluciones no son físicas sino que tienen que basarse en la cooperación, mayor coordinación, colaboración entre las autoridades locales y en el uso de tecnología e intercambio de información”.   El narcotráfico tiene sus rutas y métodos a la mano, principalmente en puntos como Tijuana, Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Piedras Negras, Nuevo Laredo, Reynosa o Matamoros.

Mientras el mercado de la droga crece, la Agencia de Protección Fronteriza de EU, reportó una baja en los decomisos en lugares como en California, con una reducción del 25% en 2015.

Además de las afectaciones a las actividades humanas, el medio ambiente también está en juego. Nogales padeció fuertes lluvias que derivaron en una inundación en 2011, en parte debido a que un desagüe que cruza la frontera quedó semibloqueado en el muro fronterizo.   Pero no solo es la interrupción de cauces de agua, sino que también la vida de decenas de especies está amenazada por la presencia de un muro fronterizo.   Hay cuencas que están divididas por la frontera México-Estados Unidos. Si se interrumpen, tiene impacto al terreno natural, a carreteras, a edificaciones y a sistemas de drenaje. La migración de especies es necesaria y el muro simplemente les va a cortar el acceso y existen unas 60 especies protegidas y en peligro que habitan en la región fronteriza.

Ahora y no menos importante es la consecuencia económica. Cada día cruzan la frontera unos 300 mil vehículos y un millón de personas que trabajan, estudian, comercian o visitan por turismo el otro lado. También 15 mil camiones de transporte pasan por ahí diariamente. El intercambio comercial en la frontera es de mil millones de dólares diarios, según el Reporte del Estado de la Frontera del Centro Wilson de EU.   Todo ese flujo pasa por los 40 puntos de cruce legales, pero ¿porque afectaría? El problema es que además del muro, para mejorar la seguridad de EU., Trump también prometió cancelar visas a mexicanos y elevar las tarifas de las tarjetas de cruce fronterizo, selectividad o rechazo a las solicitudes de ingreso, deportaciones, etc., lo que impactaría directamente a la economía local. La propuesta de Trump alterara la convivencia, porque es unilateral. La región fronteriza es muy interdependiente económicamente, tiene fuertes vínculos culturales y relaciones comerciales.  El cerco es negativo en un contexto de integración. Solo San Diego tiene una economía más vigorosa que su vecino, Tijuana. El resto de las ciudades, como El Paso, Nogales, Laredo, McAllen o Brownsville dependen de la economía de sus vecinos del sur. El cerco tendrá también un efecto boomerang.

Comentarios en Facebook a Fernando Corzantes y en fernandocorzantes@yahoo.com.mx
(Consejero del Instituto Nacional Electoral)

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s