No te metas con mis hijos

Por: Fernando Corzantes

Las provocaciones, más allá que propuestas, de Enrique Peña Nieto le han llevado a que diversos sectores de la sociedad, respondan manifestándose de forma explosiva.  Una de ellas fue el anuncio, en el marco de la celebración del Día de la Lucha contra la Homofobia, de proponer una adhesión al Artículo 4° constitucional, en donde se eliminan los términos y preceptos discriminatorios que definen al matrimonio como la unión entre un hombre y mujer. En esta iniciativa, también se plantean modificaciones al Código Civil Federal, para que se pueda expedir una nueva acta en pro del reconocimiento de la identidad de género, así como agregar orientación sexual y/o identidad de género con igualdad en condiciones de adopción. Esta propuesta hizo que el conjunto conservador del país reaccionara mostrando el músculo a través del Frente Nacional por la Familia, que promovió una serie de manifestaciones a lo largo del país.   Se logró en poco tiempo aglutinar a la grey católica, comandada por obispos, empresarios, laicos, grupos y asociaciones que marcharon en denuesto a la iniciativa de Peña Nieto.   Una de sus rabiosas consignas era “no te metas con mis hijos”.   Comprobando que cuando la perra es brava, hasta a los de casa muerde.

Ahora bien, el aumento del precio a los combustibles iniciado el primero de enero y un segundo gasolinazo vislumbrado para febrero próximo, no han inmutado a ese conjunto social que encabezados por la cúpula empresarial y católica, ahora dejan huérfanos a esos hijos que dijeron defender.   En las movilizaciones contra el gasolinazo, no se ha visto el fervor por la defensa de la familia, ahora amenazada por la galopante inflación, la pauperización del salario, la miseria cotidiana, el hambre en puerta, la escasez de apoyos, medicamentos inexistentes o al alza, etc.   “No te metas con mis hijos” podría ser nuevamente su grito de guerra, ahora que de manera clara y directa se ataca al núcleo social básico, la familia. Según datos del Inegi, de un total de 28 millones 700 mil hogares mexicanos, 11 millones 700 mil (40.7%) están conformados por parejas heterosexuales casadas y con hijos. Los hogares restantes incluyen parejas en unión libre, personas que viven solas, familias donde los jefes de familia son otros familiares, así como hogares en los que sólo existe uno de los padres, y a todas ellas les pegan durísimo los gasolinazos.   A partir de las cifras del INEGI constatamos la terrible realidad de la enorme mayoría de las familias mexicanas. De acuerdo con los resultados del Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) 2015, elaborado por el INEGI, el ingreso corriente promedio mensual es de 17,033 pesos. Si atendemos a que de acuerdo a la Encuesta Nacional de los Hogares (ENH) de 2014, el tamaño promedio de hogar en México tiene 4 miembros, entonces el ingreso corriente total por persona en México es de tan solo 4,367 pesos al mes. Ante este dato, podría argumentarse que es un ingreso suficiente, pero el hecho de que estamos hablando de un promedio nacional, lo que implica que hay muchos hogares con un nivel de ingreso mayor y otros tantos con un ingreso menor.   Con esto en mente, tenemos que de acuerdo con el MCS 2015, el 10% de los hogares más pobres del país tuvieron un ingreso promedio mensual de 2,723 pesos. Desde luego que la situación se ve aún más preocupante si obtenemos el ingreso promedio por miembro del hogar, ya que si modestamente asumimos que en los hogares más pobres del país hay 4 miembros, el ingreso corriente medio por persona es de tan solo 680 pesos al mes o bien 22.40 pesos diarios.   Ahora, si analizamos el 50% de todos los hogares con los ingresos más bajos en México, tenemos que el promedio mensual es de 6,134 pesos. Si de nuevo asumimos un tamaño de hogar de 4 miembros, entonces el ingreso mensual por persona es de 1,533 pesos. Esta es una cifra por demás preocupante porque significa que la mitad de los mexicanos viven con 50 pesos al día.  Si en contraste vemos la situación del 10% de los hogares de más ingresos de México, tenemos que su ingreso corriente mensual es de 53,856 pesos. Si asumimos un hogar de 4 miembros, entonces el 10% más rico de México tiene un ingreso promedio mensual por persona de 13,464 pesos.  Respecto a estos últimos datos, vale la pena destacar que en los Estados Unidos las familias de 4 miembros con ingresos de menos de 24,250 dólares al año son considerados pobres, mientras que en México el 10% de los hogares más ricos tienen un ingreso promedio anual de casi 35 mil dólares, por lo que se evidencia que no hay mucha diferencia entre los pobres de Estados Unidos y los de mayores ingresos en nuestro país.   De hecho, si tomamos el 10% de población que le sigue al 10% de más altos ingresos, tenemos que éstos tienen un ingreso corriente mensual de 24,417 pesos; o bien 13,952 dólares al año. Esto es muy grave porque bajo los estándares estadounidenses cerca del 90% de los hogares mexicanos serían pobres.   El estado con mayores ingresos mensuales es Nuevo León con 22,278 pesos, en séptimo lugar esta Querétaro con 18,682 pesos mensuales. Los estados con menores ingresos promedio en sus hogares son Guerrero con 9,194 pesos y Oaxaca con 9,571 pesos al mes.   Los datos muestran que los estados con los hogares de más bajos ingresos son Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz; y vemos que estos son estados en los que hay grandes conflictos sociales, por lo que se puede inferir que hay una clara relación entre pobreza económica y la descomposición social.  México sigue enfrentando un severo problema de pobreza, el cual es en buena medida causado por la política económica que generan mayor descomposición social; y como no va a ser así, si el 10% de los hogares de más ricos en México recibe ingresos 20 veces superiores a los que obtiene el 10% de la población más pobre.

Ante este panorama, lo que hizo el gobierno de Peña Nieto fue apagar el fuego con gasolinazos.

Comentarios en Facebook a Fernando Corzantes y en fernandocorzantes@yahoo.com.mx

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s