Mejor Infraestructura, Posible: La gota que derramó el vaso fue… de gasolina

Por: Sergio Camacho

Nuestro país vive en estos día un momento muy especial, y para ello no bastó el enorme rezago en la educación, la rampante corrupción que no tiene cuatro años, tiene cien, pero que en estos últimos años ha sido aún más deslumbrante; tampoco lo ha sido la enorme desigualdad, que crece y crece, como también la terrible inseguridad, ni el problema del trasporte público, ni el pésimo estado de la mayoría de las vías de comunicación, ni el desastroso desarrollo urbano en buena parte de los centros urbanos, ni la falta de servicios o de servicios de calidad. Tampoco la falta de oportunidades, los múltiples ecocidios, ni Trump, ni un sinnúmero de etcéteras de nuestro pobre desgastado país. Fue el aumento al precio de los combustibles, lo que hizo que buena parte de nuestros connacionales levantaran un poco más la voz, y que también se pusieran en movimiento para generar un momento hace mucho no visto.

Lamentablemente, el enojo hace tomar caminos equivocados, como también la falta de liderazgos; y se está viendo como con ésta combinación, los ciudadanos están saliendo a externar su inconformidad, en la mejor, más fácil y conveniente manera que encuentren. Me sorprende y lamento mucho esos saqueos, el atentar contra el patrimonio de alguien más que tal vez se encuentre con el mismo enojo. Es terrible, además de caer en los mismos condenables vicios, pero en estos momentos quien tiene la serenidad para diferenciarlo, me sorprende y lamento que desde la comodidad de una situación más relajada, condenan y reprochan las manifestaciones y/o su tipo de expresión, que aunque hubiese mejores formas para hacerlo, lo que está sucediendo no fue planeado, y no tiene otro camino más que celebrarlo aunque duela. Y es que en medio de este vendaval, los anuncios de la presidencia no hacen más que reflejar mayor cinismo y falta de compromiso hacia los gobernados.

Ojalá en el camino se encuentren líderes genuinos, que busquen un genuino beneficio generalizado, y no como ha sucedido con los políticos, empresarios y muchos otros tipos de personalidades que cuando se sienten en su oportunidad solo ven por ellos y tienen que mamar hasta que tope. Total, de alguna manera le cubrieron las espaldas a sus antecesores y el que les suceda en los cargos hará exactamente lo mismo, vicios que nos han llevado a esta condena. El rezago en la educación, el desgaste del tejido social y la desigualdad, hace muy difícil cambiar en pocas generaciones esta acumulación de calamidades, pero una sacudida como ésta, puede marcar camino.

Ojalá también que entonces esas mentes más brillantes o claras, ayuden y trabajen con los entusiastas a encontrar mejores caminos de expresión, y que en su construcción se esté cimentando un cambio de mentalidad, a una más simbiótica con todos nuestros conciudadanos y por qué no, de paso con nuestro medio ambiente, que de repente también da muestras de reparo.

De lo anterior, ya por cierto el presidente electo vecino dio muestras que sí nos va apoyar en valernos por nosotros mismos. Habrá que ver qué de cierto son esos probables retiros de inversiones.

scamachoh@gmail.com
@sergiocamachoh

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s