La mala memoria de las “patas pa’ abajo”

Por: Braulio Hernández

 Es muy común y estamos muy mal acostumbrados a que los políticos no cumplan con sus promesas de campaña, incluso al momento de llegar a las urnas ya ni siquiera nos acordamos de lo que proponen. Nuestro razonamiento al momento de emitir el voto (si es que existe) se basa en la percepción que tengamos de acuerdo a lo que consideramos más valioso para cada quien, conceptos como honestidad, honradez, juventud, empatía, genero, capacidad de reacción entre otros nos definen al momento de emitir el voto.

Por lo general nadie se acuerda de las propuestas o promesas sin cumplir y entramos en una zona de confort con nuestros gobernantes esperando que llegue el fin de su período para volvernos a equivocar, pero una cosa es no cumplir y otra muy distinta es contradecirse.

Lo más valioso que debe tener un buen político y un buen gobernante es la memoria y la congruencia, desgraciadamente lo vemos muy poco en los gobiernos de nuestro país, es malo como sociedad pero es peor para el político que se pierde en un mar de declaraciones sin ruta y que sólo buscan ganar adeptos o salir del paso.

En días pasados se supo de una movilización de taxistas que pretendían realizar bloqueos en la ciudad para manifestarse contra las plataformas de UBER y cabify, en una inesperado y efectivo operativo se detuvo al transportista que lanzó la convocatoria por medio de un audio de Whatsapp, fue detenido y se supo que se retractó de y pidió no realizar la movilización.

El gobernador del Estado declaró que era una manera de “confundir y amedrentar al gobierno”. Parece que ya se le olvidó que apenas el año pasado en campaña, él mismo llamaba a los transportistas a hacer “valer su poder” y a organizarse para “poner patas pa’ abajo al gobierno” (sic).

Hoy, al frente de la administración estatal, parece que no fuera tan buena idea que los transportistas afecten a los usuarios y a los ciudadanos, pareciera que siempre sí se debe buscar a toda costa el dialogo con el gobierno, y es que eso es algo de sentido común aunque a veces es el menos común de los sentidos el de los gobernantes.

Lo mismo sucede con el eterno candidato y líder en las encuestas presidenciales  Andrés Manuel López Obrador, que un día llama corrupto al Dr Mancera y luego reconoce su gran labor al frente de la CDMX, un día dice que la famosa #Ley3de3 es un acto de hipocresía dirigida por “la mafia del poder” y diez días después presume ser el único de los candidatos que presentó su declaración, la cual por cierto da risa.

Del otro lado y aunque nos pese, Donald Trump es congruente. Siempre es Trump, sus amenazas son creíbles, es el único que es capaz de construir un muro en la frontera, poner los impuestos que se le antoje, sentarse a ver cómo se divide en ideologías el país del norte sin sentir ningún remordimiento por su poca experiencia política y porque es lo que la gente que votó por él quiere ver.

Hoy en política tiene más valor alguien que no se retracta y mantiene sus ideales a pesar de que eso traiga problemas más grandes, a pesar de lo políticamente correcto. No estoy diciendo que sea lo mejor, solo digo que la gente lo valora más. Así de mal estamos.

brauliohn@gmail.com
@brauliohn
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s