La derechización norteamericana

Por: Fernando Corzantes

Los recientes acontecimientos políticos en el vecino país del norte, tendrán obvias consecuencias para nuestro país que obligarán a un realineamiento político interno.

Por la naturaleza de estos sucesos, los mexicanos debemos combatir y contrarrestar las acciones que realizarán tanto el gobierno como la sociedad norteamericana en el corto y mediano plazo.   La “derechización” gringa es el traslado de una parte sustancial de las simpatías de los votantes estadounidenses, desde las posiciones ideológicas y políticas de apertura, de aceptación de la pluralidad y el cambio, hacia posiciones y actitudes monistas intolerantes, moralistas y excluyentes, que rebasan al propio conservadurismo y al marco político establecido en E.U.   Tendiendo hacia un extremismo político, fuente permanente en los E.U. de movimientos sociales y políticos reactivos, cuyo crecimiento dependen de la frustración experimentada a causa del desplazamiento de posiciones de poder y de status económicos del que son o se perciben víctimas tales individuos y grupos.   El extremismo de derecha rebasa los límites de los procedimientos normativos que definen el proceso político democrático, que son utilizados en un principio y negados posteriormente

La pasada campaña electoral en los E.U y su resultado, impulsaron reacciones contrarias al pluralismo, que abarca tanto la diversidad, como el cambio.  Su núcleo (que no sólo es el discurso de Trump) es la represión de toda diferencia y disensión, es la clausura del mercado de ideas.

Ahora tenemos movimientos orientados hacia los valores, que se niegan a participar en la política  democrática o que hacen uso cínico de la política como medio hacia otros fines.  Tal vez este es el “aporte” de Trump a la real politik norteamericana.   Los “valores” impulsados y defendidos por la ultra derecha norteamericana son simplistas, individualistas, moralistas, excluyentes, subrayan la libertad personal, recurriendo al fundamentalismo nacionalista o religioso, apoyándose en teorías conspirativas, es un tipo de populismo que ve al aparato gubernamental como su adversario.

Estas particularidades de los movimientos derechistas extremos han sido característicos en la historia de los E.U., y han sido recurrentes, no habían tenido continuidad en sus organizaciones y cuando emergían era con la conciencia de su pasado y sus antecesores, un regreso al espacio mítico; pero ahora serán gobierno y un gobierno que define claramente amigos y enemigos.

La derechización de la política y la sociedad estadounidense tendrá serias consecuencias para México en muchos ámbitos de la vida nacional.  Ello por la estrecha interdependencia entre ambos países.   En el comercio la baja vertical de las importaciones mexicanas conlleva a la pérdida de empleos…en los E.U, quienes trataran de colocar sus productos, dentro o fuera del TLC, endureciendo la negociación bilateral.  Por efecto de la devaluación, los salarios mexicanos han caído dramáticamente, abaratando el trabajo.  Este elemento será considerado por los trabajadores norteamericanos, como competencia desleal en el marco del TLC, pues los bienes mexicanos serán más baratos y tenderán a erosionar sus propios salarios.   Los congresistas conservadores (republicanos y demócratas) someterán a revisión el TLC, el ALCA y el TPP.

Por efecto del extremismo de los movimientos derechistas estadounidenses, la creciente agudización del racismo y la promesa de Trump de repatriar a millones de indocumentados, se incrementarán las violaciones a los derechos humanos de migrantes, indocumentados o no.  Pero dada la crisis interna mexicana, la migración no se detendrá.

En el ámbito político la debilidad de Peña Nieto y el desmoronamiento de las instituciones políticas vía la corrupción, serán apuntaladas por una política favorable a la nueva administración Trump, aunque tenderá puentes a oposiciones afines, para lo cual siempre hemos contados con innumerables Santa Ana.   La extrema gravedad o crisis de la situación interna de gobierno e instituciones políticas mexicanas, lo endeble del sistema de partidos, la falta de una dirección creíble como país, la fortaleza del narco y la avasalladora corrupción, se combinan con los nuevos retos y peligros del ambiente internacional y hacen tangible el peligro de un rompimiento entre gobernados y gobernantes.   Sin el fortalecimiento y conciencia del momento histórico que vivimos por parte de la sociedad civil responsable y actuante, no se podrá hacer frente al avasallamiento estadounidense que presagia su actual derechización política y social.

fernandocorzantes@yahoo.com.mx
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s