Mejor Infraestructura, Posible: La muy humana condición egoísta

Por: Sergio Camacho

En veces lejos de la técnica y la lógica, donde uno más uno son dos y así; entendemos que la vida o la historia es  mucho más abstracta, y la humanidad contiene rasgos antropogénicos y psicológicos que desafían la lógica, y es este asunto de lo muy egoístas que somos para con nuestra humanidad.

La historia nos ha demostrado que como especie, somos una profundamente egoísta para con nuestro planeta, para con las demás especies con las que cohabitamos, y obvio, para con nosotros mismos. No pretendo generalizar pero la triste realidad parece como el chiste presidencial de que lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho; y el asunto es que lo bueno se nota muy poco. Y queriendo ser optimistas, parece que estamos cambiando, que los millenials y otras nuevas generaciones que crecen con hábitos diferentes respecto de la generación de riqueza, el consumo y el cuidado a nuestro planeta, quién sabe si en realidad se estén convirtiendo genuinamente en mejores humanos y cooperan para ello, porque de lejos se ve que están más preocupados en publicar el estuve en, hice o el comí, que el interactuar de una manera más sustentable.

El asunto, objeto de la reflexión, es que ni el capitalismo ni el socialismo ni ningún otro sistema económico han logrado generar economías que atiendan al bienestar general. El principal problema es que terminan cayendo en la tentación de ese muy humano egoísmo o apetito desmedido, que en el caso de socialismo ha limitado la participación del libre mercado, beneficiando casi exclusivamente a la clase política y a los allegados a ella; y en el caso del capitalismo, la tentación ha sido el tener más y más, y sólo el cielo es el límite.

En todos los casos, la riqueza no se genera de la nada. Cuando alguien obtiene mucho de algo, es porque otros los están perdiendo. Vamos, hasta las oportunidades. En algunos deportes me ha gustado el asunto del tope salarial, donde nadie puede ganar más de cierto tope, ni tampoco menos de un tope inferior, pero no es un asunto perfecto. Hay que considerar la situación económica de muchos de sus fans: sigue siendo un circo romano, aunque profesionalizado.

Y síntoma o consecuencia de la desigualdad, son esos famosos productos premium, de lujo, cosas que están sólo al alcance de muy pocos privilegiados. Esto viene a cuento porque para qué carajos queremos un artículo de hiper lujo si hay humanos muriendo de hambre, de enfermedades perfectamente atendibles y de otras muchas condiciones que no deben de existir para nuestros congéneres. La fantasía y esos lujos, propios de cuentos de hadas, están perfectamente ahí en los cuentos en las fantasías, para poder dejar a la realidad algo más parejo.

Es entendible el querer aprovechar las oportunidades y sobre todo la mejor etapa productiva de nuestras vidas, para asegurar un fin de vida digno y hasta más que eso. Pero está claro que los sistemas de pensión no alcanzan para atender todo lo que necesitan esas personas en el retiro, y es que en este sistema de vasos comunicantes de bienestar, hay vasos que se hinchan tanto como nuestros célebres políticos, como empresarios despiadados que dictan los precios y rehacen el mercado independientemente de los costos de producción para beneficio exclusivo de ellos, que dejan muy poco para los demás vasos, en un horrible principio de Pareto aplicado al bienestar, de pocos de miles de millones y miles de millones de nada.

Por ello, tanta desigualdad e injusticia necesitan un cambio radical, donde el bienestar general sea la premisa fundamental de todos, redirigiendo las oportunidades, renovando los esfuerzos, redistribuyendo los resultados, corrigiendo los hábitos de consumo y sobre todo fomentando el respeto y el derecho de nuestros congéneres así como del resto de las especies y nuestro planeta, a que sean parte fundamental de la visión de bienestar de cada uno de nosotros. Eso nos traerá mucha más felicidad que unos relojazos, yates o cosas así, que como se dice, menos es más, y sobre todo, más para todos.

scamachoh@gmail.com
@sergiocamachoh
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s