Remedios Modernos: Menos selfies y más realidades para compartir

Por: Tsayam Mejía

La fotografía ha cambiado radicalmente en los últimos años. La industria se ha transformado tan rápido que empresas líderes en el mercado estuvieron a punto de desaparecer por no anticiparse a la evolución. Las cámaras personales se encuentran en vías de extinción pues hay smartphones con mucho mayor resolución, mejor óptica y un costo menor; pero sobre todo, los usos que se le está dando a “la foto” es un despliegue de expresiones sociales que son un reflejo del egocentrismo en un mundo globalizado.

Confieso que como fotógrafo del siglo pasado (que aún tuve el gusto de revelar e imprimir mis rollos), evito lo más que puedo que alguien me tome fotos, pues el 90% de las veces salgo borroso o fuera de foco. De igual forma rehuyo a la oportunidad de ser el fotógrafo en los eventos a los que voy como invitado, pues por buscar recuerdos impecables dejo de disfrutar el momento.

Es en este punto donde las selfies pueden ser una opción muy atractiva y más ahora donde la pantalla frontal del teléfono celular sirve como espejo para ensayar las caras a exponer, las expresiones a compartir y así lograr una actuación perfecta para las distintas plataformas de la red.

Con aplicaciones que ayudan a hacer una corrección de color, maquillarse automáticamente para cubrir las imperfecciones, meter filtros que difuminen el fondo o usar máscaras de perritos para hacer más divertido el autorretrato; puede resultar imposible salir feo como en la licencia de conducir. Sin embargo esto puede resultar ser un arma de doble filo, como todos los ReMedios Modernos.

Más de la mitad de las selfies tomadas se realizan al interior de un baño y muchas de ellas descuidando lo que se puede ver reflejado en los espejos; desde niños o adultos mayores sorprendidos por ver a su familiar intentando ser sexy. También se han reportado accidentes fatales por intentar una selfie conduciendo o en situaciones de riesgo.

De igual forma están las políticamente incorrectas; esos autorretratos en un funeral, durante un incendio, en la morgue, en el gimnasio o en el trabajo, donde hay otras prioridades que tomarse fotos.

Con lo anterior puede quedar en evidencia que esos instantes que alimentan el alma y que tienen que ser registrados para compartirlos con personas cercanas, se pueden convertir en una ilusión óptica en el que realmente se comunica un narcisismo y como consecuencia un grado de #ForeverAlone.

En ese sentido lograr un autorretrato que no tenga un doble discurso puede ser muy complicado de lograr. Por eso, menos selfies y más usies; esas fotos grupales donde el momento con los amigos y familiares debe quedar guardado.

Menos selfies en la cama y más fotos en la calle, en el bosque, en la playa; con tanto mundo por explorar

Menos selfies con duckface  y más paisajes, naturaleza o mascotas.

Menos espejos para voltear la mirada a nuestro alrededor y descubrirnos en un atardecer.

Menos selfish y más realidades para compartir.

tsayam@gmail.com
@tsayamo
Instagram y Snapchat: tsayam

Advertisements

5 thoughts on “Remedios Modernos: Menos selfies y más realidades para compartir

  1. Gochis Guerrero says:

    Creo que mas que la industría de la fotografía es mas la evolución de la importancia centrada unicamente en mi mismo, en cómo chingados me veo hoy, en la comida que compré, etc. La mayoría de los selfies solo denotan necesidad excesiva de atención por parte del mundo (y al mismo tiempo una falta de seguridad abrumadora) pero también pueden llegar a demostrar un bello momento intimo e irrepetible.

    Hay gente que postea 1 selfie cada año, porque se le antojó en ese momento. Hay gente que publica 1 selfie cada maldito minuto porque requiere ser visto y likeado. Lo mismo pasa con gente que publica 1 foto de un viaje que hizo en alguna ocasión, o las personas que viajan a europa y suben 4000 fotos para que todos vean y se enteren de que viajaron y que están ahí (Si, así se ven).

    En qué punto la fotografía pasó de ser un elemento que nos ayuda a recordar, y tener remembranzas, a ser un elemento básico en nuestra vida para demostrar lo que tenemos, vestimos, usamos, o viajamos.

    Chido para los artistas que aún quedan ahí afuera, y weba para los perfiles con 500000 fotos de sus viajes por todo el mundo, o su perro, o su hijo o watever.

    saludos mi hermano un abrazo.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s