Discriminación

 

Por: Josefina Camacho

“El fanatismo no solo es inmoral, puede ser letal”

Dalia Mogahed

El título de esta colaboración es tan fuerte como lo que esta sucediendo estos días en nuestro país, resulta que discriminamos. Resulta que no solo se está en contra de ciertas personas, no solo se les margina, o les ofende, o se les agrede verbal y físicamente,  sino que por si fuera poco, se organizan marchas en pro de esos ataques o en contra de estas personas. Muchos dirán (obviamente los que están a favor de esa marcha) que es una marcha pacifista que solo se enfoca en ciertos puntos y que no propicia el odio, sin embargo, el fondo de ella es sumamente tóxico.

Y como ejemplo el atentado que se está teniendo con cierto sector de la sociedad. Voy a hablar un poco sobre una platica de TED que hace algún tiempo vi y me pareció interesantísima. Dalia Mogahed habla de cómo mira la mayor parte de las personas a los musulmanes, y cuenta cómo la mayoría de las personas tiene una percepción negativa de ellos pues así es como los medios los han retratado, ya que el 80% de las noticias sobre el Islam y los musulmanes son negativas, cuando la mayoría de las personas ni si quiera conocen a uno, ¿increíble no?.

Algo parecido está sucediendo ahora en México con la comunidad LGBT, el Frente Nacional por la Familia en México organizó 60 marchas en todo el país, en contra del matrimonio gay y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales.

Y así como los medios informan negativamente sobre el Islam, se está difundiendo información negativa sobre la comunidad LGBT, y que la mayoría de las personas que participarán en estas marchas, ni siquiera conocen a una sola persona o pareja de esta comunidad y entonces repito: ¿increíble no?

Dalia cuenta cómo a partir del 11 de septiembre de 2001 por primera vez en su vida tuvo miedo de que supieran que era musulmana y se escondió durante algunos días hasta que llegó el día en que tenía que ir a rezar, la mayoría estaba dudoso de asistir, ya que se les recomendaba no estar en congregaciones grandes, pues podrían sufrir un ataque. Su sorpresa fue que al llegar a la mezquita, ésta estaba llena de cristianos, judíos, budistas, ateos, etc., que estaban ahí para apoyarlos, eligiendo valor y compasión en lugar de pánico y prejuicio.

Ojala en México en lugar de organizar marchas que propician el odio entre personas, marcháramos a favor del amor, a favor de la paz, que nos cuesta dar amor. ¿Qué nos cuesta aceptar, ayudar, apoyar, proteger? ¿Por qué somos tan duros con nosotros mismos, somos unos depredadores que ni a nuestra propia especie tratamos bien?. Por Dios, una marcha que involucra a niños, a los cuales se les está intoxicando desde pequeños, para que no acepten o más bien para que rechacen a quienes no son “iguales”, solo porque les gustan cosas diferentes, cuando los gustos de estas personas nunca van a atentar en contra de la integridad física y mental de los demás, y por más que digan que es para protegerlos, lo único que están haciendo es intoxicarlos, e intoxicar el ambiente de un país, afectando así la democracia y el libre pensamiento.

Varios estudios de neurociencia muestran que cuando tenemos miedo somos propicios a aceptar:

  1. El autoritarismo
  2. La conformidad
  3. El prejuicio

Nada de esto es sano para las personas, no es posible que se crea que la comunidad LGBT es un grupo inferior, no es posible pretender la disminución de sus derechos humanos, es como si en pleno siglo XXI siguieran existiendo los lugares especiales para ciertas razas. No se puede marcar la vida de las personas, no podemos quitarle oportunidades a los demás, ni hacerlos sentir menos, a los negros en Estados Unidos los policías los persiguen, solo por el hecho de ser negros, los detienen y les inventan delitos, cuando si de igual manera detuvieran a un  blanco encontrarían más razones para detenerlos. Sin embargo, la realidad no es así, pero nos dejamos llevar por prejuicios, que viven en nuestras mentes y nos hacen actuar automáticamente rechazando a las personas, sin a veces darles la oportunidad de demostrar que son todo lo contrario a lo que creemos de ellas, cuando no permitimos que nos demuestren que son realmente buenas, que valen la pena, y que pueden aportar mucho más de lo que todos creemos. No sé en qué momento empezamos a pensar que nosotros estamos bien y los demás mal.

No podemos permitir que en nuestro país se persiga a gente inocente, no podemos juzgar a las personas si conocerlas, y mucho menos podemos decidir por ellos, o pedir que se les quiten sus derechos. No creo que el 100% de los niños que crecen dentro de un matrimonio homosexual estén traumados, que hemos escuchado a algunos a los que no les fue tan bien, bueno pues es lo mismo que a los que no les va tan bien con padre heterosexuales, que el modelo “tradicional” sea el más adecuado, solo por el hecho de que así ha sido siempre pues tampoco es un gran argumento, y que los niños eligen mal su sexualidad por estas causas tampoco lo creo, basta ver que la mayoría de la comunidad LGTB proviene de familiar “tradicionales”.

Espero que esas más de mil instituciones civiles organizadas que están luchando por la familia, hayan luchado y sobre todo que luchen igual de fuerte para que dejemos de ocupar los primeros lugares en: prostitución infantil, abuso sexual infantil, pornografía infantil, secuestros, bullying, embarazos adolecentes, corrupción, matanzas, injusticias, y más males que afectan verdaderamente a nuestro país,y que lastiman a la sociedad, a nuestras familias, a los niños, incluso a nuestro medio ambiente. Ojalá se enfoquen en estos puntos tan nocivos,tan tristes y tan reales.

jcamacho@puertadelcielo.com.mx
@jcheps
Advertisements

2 Comments Add yours

  1. María Álvarez says:

    Totalmente de acuerdo contigo!

    Liked by 1 person

  2. Andrés Ezquerra says:

    Estimada Josefina. como comenté en el post del Sr. Braulio Hernandez, no puedo mas que estar de acuerdo con tus comentarios. la discriminacion en cualquier sentido es nociva, terrible, asfixiante. pero de nuevo viene la falla en la lógica de la argumentacion… si la SCJN ya protege los derechos de las personas para tener una relacion legal con cualquier otra persona, implica que tambien cualwuier persona tiene el derecho legal y natural de educar a sus hijos como mejor le parezca, y es el significado mas grande de todas estas marchas y manifestaciones. no estoy en absoluto en contra xe los matrimonios igualitarios. Estoy en contra de la imposicion obligatoria de cualquier ideologia, y la ideologia de genero se define a si misma como tal, por lo que la Constitucion Mexicana tambien defiende a aquellos que no desean que en las escuelas publicas se enseñe.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s