Dependencias tecnológicas

Por: Óscar Márquez

“Mientras más avance la tecnología, más complicada será nuestra existencia”.

Anónimo

Es irónico que precisamente yo escriba sobre dependencias tecnológicas ya que me considero un consumidor nato, o pretendo serlo;  de los últimos gadgets del momento, sin embargo, eso me da todas las herramientas para poder escribir del tema y generar una mejor opinión.

Parece increíble cómo poco a poco nuestra vida gira en torno al uso de los aparatos tecnológicos, antes conocidos como electrodomésticos, que si bien eran un lujo al que pocas personas podían acceder, hoy día son indispensables en nuestras actividades diarias. Claro, la evolución nos va marcando esa cercanía con la tecnología.

Tengo en el negocio de las telecomunicaciones casi 15 años y me ha tocado ver casi toda su evolución, desde cómo un simple mensaje de dos vías (SMS) te facilitaba la comunicación y te acercaba más a tus seres queridos, pasando por la emoción de los primeros teléfonos con cámara, la cual tenías que adquirir aparte, conectar al teléfono y que tu foto se viera toda pixeleada. ¡Pero hey! ¡Era algo novedoso! Hasta tener el poder de realizar operaciones bancarias desde la palma de tu mano, la generación de fuentes de empleo, y negocios millonarios generados desde una simple aplicación de un smartphone.

Siento que hoy día nada nos sorprende, estamos evolucionando a pasos agigantados en tecnología, tal pareciera que la finalidad del hombre es no hacer nada y que las máquinas terminen haciendo todo el trabajo. Está bien que nos apoyemos y seamos más productivos gracias a las herramientas que tenemos hoy en día: una comunicación internacional por videollamada, poder ordenar comida o tu súper por medio de una app (verdad absoluta), evitarte las largas filas no solo en los bancos sino en prácticamente cualquier negocio que acepte pago vía PayPal…

Lo que no está bien, a mi forma de ver las cosas, es cederle toda nuestra imaginación, ideales y actividad física a un aparato electrónico, llámese teléfono, videojuego, tablet, Smart TV. No es válido de ninguna forma que enseñemos a nuestros hijos a que la forma de quedarse callados o quietos en una reunión es con el celular o la tablet, y mucho menos que podemos sustituir un partido de fútbol por el FIFA17.

Tampoco es válido que prefiera ver un video en YouTube que agarrar un libro. O peor aún, que en vez de tomar ese libro físicamente y disfrutar toda su experiencia, termine agarrando mi Kindle con 100,000 libros cargados, sin leer la gran mayoría seguramente.

No soy una persona antitecnología. Al contrario, amo la tecnología y sus avances, pero sé que parte de mi debilidad y dependencia es haberla dejado entrar más de la cuenta en mi vida.

Necesitamos ser más conscientes de a dónde vamos y si realmente queremos ser 100% dependientes de esta tecnología, de hasta dónde estamos dispuestos a dejarla entrar en nuestra vida y en nuestras familias.

oomarquezh@gmail.com
@mosquis
Advertisements

2 thoughts on “Dependencias tecnológicas

  1. Oscar M. says:

    Te agradezco el aporte Fernando, en efecto, lo principal es saber cómo encausamos el crecimiento tecnológico y nuestras necesidades al mismo. Te saludo cordialmente

    Liked by 1 person

  2. Fernando Corona says:

    parece que el avance de la tecnología y su invoclucramiento en nuestra vida y nuestras familias es inevitable, sera menester saber especialmente con nuestros niños que acceso darles y que esto represente un complemento y no la vida o verdad absoluta, excelente columna oscar, a seguirle, felicidades.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s