ReMedios Modernos: Top 5 de las batallas en La Guerra de las Apps

Por: Tsayam Mejía

Hace unas semanas, cuando apenas estaba entendiendo cómo funciona el Snapchat, salió a la luz el Instagram Stories, una herramienta integrada dentro de la misma aplicación de Instagram que pretende ser la competencia directa de la app del fantasma amarillo.

Al identificar que Instagram Stories tenía muchas similitudes con la popular red social Snapchat me di la tarea de investigar la experiencia del usuario, contrastando opiniones y sobre todo los usos que se le daba a cada red social, para descubrir que son escenarios muy distintos y que en consecuencia el medio es el mensaje.

Así como Marshall McLuhan explica que el medio debe ser entendido como una extensión del cuerpo humano, el mensaje no podría limitarse entonces simplemente a contenido o información, porque de esta forma se puede llegar a excluir las características más importantes de los medios, o en este caso, de las apps: su poder para modificar el curso y el funcionamiento de las relaciones y las actividades humanas.

En ese sentido ¿cómo una app modifica el curso o el funcionamiento de nuestras las relaciones y actividades?

1.- Influye la manera de percibir el universo.

Snapchat, al igual que Instagram Stories, permite publicar una fotografías o videos a los cuales se le puede añadir texto, emoticons y dibujar sobre ellas. Las efímeras publicaciones pueden ser vistas durante solo unos segundos, y al cabo de 24 horas de su publicación, desaparecen.

Son plataformas digitales que ponen por encima de la memoria a la experiencia; son espacios donde la espontaneidad es más valorada que el recuerdo, son redes sociales donde la imperfección de la vida cotidiana genera una percepción de realismo del universo digital.

2.- Influye la forma de pensar.

A diferencia de las otras redes sociales, Snapchat e Instagram Stories generan esa sensación de privacidad al presentar de forma volátil las publicaciones y minimizando, en esos canales y por el momento, el bulling cibernético o trolleo.

Reitero en esos canales, pues nadie está exento de ser víctima de una importación de pantalla para después ser distribuido en otro medio, transformándose, cambiando de contexto y memetizándose (haciéndose meme).

También señalo que es por el momento, porque no sabemos si las apps tengan una actualización que nos diga: sé lo que hiciste el verano pasado, un día como hoy se te subieron las copas o que rompiste la dieta con unas gorditas de maíz quebrado.

3.- Influye la manera en que nos vemos.

Una de las diferencias significativas es que Snapchat cuenta con Geofiltros, las cuales son etiquetas que indican el nombre del lugar en el que te encuentras; están las gratuitas que son diseñadas por artistas locales con el fin de generar comunidad y también las que tienen fines comerciales y buscan reconocimiento de marca.

Otro elemento diferenciador es el uso de máscaras en Snapchat, unas animaciones que se sobreponen sobre el rostro a grabar o fotografiar, que con elementos básicos de realidad aumentada hacen de la red social una interminable  fiesta de disfraces.

Es aquí donde queda en evidencia que cambia la manera en que nos vemos, pues para Instgram Stories es más importante la usabilidad, es prioridad una herramienta sin tantos elementos que adornen el mensaje, un canal en donde se puedan compartir historias cotidianas con el menor número de clics posibles.

4.- Influye en nuestras culturas.

Es bien sabido que Snapchat se ha convertido en una de las apps favoritas de los nativodigitales, jóvenes entre 15 y 28 años que buscan nuevas formas de comunicarse, una generación con una identidad y cultura digital única que no posee ninguna otra red social; no por nada el fundador de Facebook y dueño de Instagram ha invertido millones de dólares intentando comprarla e imitarla.

Desde el formato original de fotografías y videos 1:1 en Instagram (formato cuadrado que emulaban a las fotografías de revelado instantáneo populares el siglo pasado) hasta la popularización de los videos verticales en Snapchat (que cambia radicalmente el formato adoptado desde el invento del cinematógrafo y perpetuado por la televisión), estamos hablando de una transformación cultural, pues las aplicaciones exigen un lenguaje único para todos los mensajes que queremos comunicar audiovisualmente.

5.- Influyen en la organización social.

Por lo anterior me queda claro que se necesita un trabajo extraordinario para poder comprender tantos canales de comunicación, esa infinidad aplicaciones que día tras días nacen y se van transformado en cada actualización; esa galaxia lejana de Gutenberg pero a la vez muy cercana a las aldeas globales, una galaxia de universos paralelos en la que podemos encontrar una extensión de todos nuestros sentidos.

En ese sentido podemos afirmar que la actualización de cada aplicación es el mensaje per se y que, bajo la tesis del teórico canadiense McLuhan, la guerra de las apps fuera de lo comercial no existe; pues cada una tiene sus públicos, sus mercados, sus audiencias y en consecuencia puede ser entendida como esa búsqueda interminable de conectar puntos en la era digital.

Las apps lejos de estar en guerra se complementan para hacer más verosímil la realidad, se complementan para confirmar el rumor de Whatsapp en Twitter, para ponerse filosófico y llevar el luto con un poco de humor con los memes publicados en Facebook tras la muerte de Juan Gabriel.

tsayam@gmail.com
@tsayamo
Instagram y Snapchat: tsayam
Advertisements

2 thoughts on “ReMedios Modernos: Top 5 de las batallas en La Guerra de las Apps

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s