#Ley3de3 o la llamada a misa

 

Por: Juan Carlos Olvera

Como escribí hace algunas semanas, creo profundamente en que lo único que va a sacar adelante a nuestro país es el pensamiento comunitario, la participación ciudadana y que todos cumplamos la ley al 100%.

La Ley 3 de 3 es una gran muestra de iniciativa ciudadana: 74 instituciones la propusieron como una forma de lograr que los políticos no se ensancharan las carteras con el recurso público al dar a conocer sus tres declaraciones, la patrimonial, la de intereses (amigos con negocios) y la de Hacienda.

Sin embargo este excelente esfuerzo se ha vuelto como la “llamada a misa”, quien quiere va y quien no quiere, no va. Y peor aún, los políticos ya la usan para criticar al oponente, haciendo que la Ley pierda credibilidad y se vuelva un meme viral.

El reciente caso de López Obrador vino a poner en duda con mayor fuerza la credibilidad de la Ley; Andrés Manuel primero decía que las declaraciones 3 de 3 eran una burla, luego la presenta al darse cuenta que es una herramienta obligada para dar una imagen de transparencia, ahora se vuelve un “must” de la imagen pública. Roberto Loyola lo aprendió de la peor forma, dejó que su negativa a presentar sus declaraciones fuera utilizada por su oponente para darle una mala imagen.

López Obrador encendió la polémica nacional al presentar una declaración austera, poco creíble para la clase política (resulta que va a ganar lo mismo que él, 50 mil pesos mensuales la recién nombrada directora de la Alameda Hidalgo, Laura Cors), resultó inverosímil para algunos su salario y sus posesiones.

Aquí es donde me pregunto: ¿qué salario y posesiones son correctas? ¿alguien realmente cree que lo publicado es real? y sobre todo ¿quién corrobora la información?.

Hago especial hincapié a la última pregunta, si un ciudadano cualquiera quisiera corroborar la información presentada ¿cómo lo hace?. No puedes ir directamente al Registro Público de la Propiedad o a Hacienda a solicitarla. Tendrías que iniciar una petición de acceso a la información y ese si es un camino para valientes y gente con paciencia, seguramente te la van a dar, pero será exactamente la misma que ya conocías desde el principio.

Entonces ¿cómo saber si ocultaron algo?. Y si lo hicieron, que es lo más seguro, tendrías que buscar los nombres de familiares, empresas o amigos cercanos que no laboran en el gobierno y ahí sí la ley te detendrá, porque a menos que exista una orden judicial no hay forma de conocerlo y, menos aún, comprobar que está ligado al político que estás investigando.

Entonces, si es casi imposible detectar los desvíos de recursos y aunque lo hagan comenzará un interminable proceso de amparos para deslindar su responsabilidad, ¿para que desgastarnos en hacer una Ley 3 de 3?.

Simple, para que los políticos sepan que los ciudadanos nos estamos interesando y estamos buscando formas para vigilar el mejor uso de los recursos. Que los demás ciudadanos se interesen y sepan que la corrupción es la enfermedad principal del país y debemos terminarla desde abajo, desde el ciudadano que se atraviesa la calle en lugar de subirse al puente, desde el que se pasa el alto y ofrece mordida al policía, hasta los altos niveles de gobierno que se sirven del presupuesto. A la corrupción debemos aplicar la Tolerancia Cero. Empezando con uno mismo.

 Los ciudadanos estamos empezando a escuchar la llamada a misa y vamos a atenderla.

juan.olvera@grupovier.com.mx
@juano7
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s