ReMedios Modernos: ¿Por qué nos gustan tanto los memes?

Por: Tsayam Mejía

¿Por qué esas imágenes se nos pegan a la mente como estribillo de canción del radio? ¿Por qué nos hacen reflexionar al mismo tiempo que nos roban una sonrisa?

Si partimos de la idea que una imagen dice más que mil palabras, nos queda claro que un MEME comunica una infinidad de mensajes y genera interpretaciones tan complejas que llegamos a un punto en el que no sabemos si reír o llorar.

Algunos lingüistas señalan que MEME es una palabra derivada del griego mimesis (por eso hace sentido que en inglés se escuche como miim) que significa algo imitado; por otro lado hay quienes se basan en su etimología y asocian el término con la palabra memoria.

Para ReMedios Modernos ambas interpretaciones toman sentido si entendemos al MEME como una referencia cultural donde se transmite la memoria colectiva, como una interpretación de la realidad que pretende imitar pensamientos sociales profundos o sátiras de la situación en la que vivimos; el MEME una guerra constante entre lo obvio y lo obtuso.

Aunque parece muy simple y rudimentario, el MEME es un sistema muy complejo que, en palabras de Roland Barthes: la significación de su naturaleza lingüística no es capaz de agotar la riqueza de la imagen.

Explicado de otro modo, MEME tiene una imagen que genera un mensaje literal y un mensaje cultural a la vez; por ejemplo un John Travolta Confundido sería un mensaje literal y por otro lado, fanfarronear con decir que esa imagen es un extracto de la película Pulp Fiction dirigida por Quentin Tarantino en 1994, sería una de las tantas interpretaciones culturales de esa misma imagen.

Y si a esa imagen le agregamos frases o le cambiamos el contexto, se puede exponenciar la cantidad de interpretaciones (connotaciones), creando así un bruissement de la langue, un susurro del lenguaje que va más más allá de la palabra y la escritura.

Por esa razón ningún MEME es inocente, simple o rudimentario; es un imperio de signos que ponen en comunión los códigos culturales que nos hacen sentir identificados y refuerzan el sentido de pertenencia.

Nos gustan los MEMES porque ayudan a expresar una idea que nos cuesta trabajo comunicar, porque son inmediatos y oportunos, porque tienen esa chispa de humor que imita la realidad.

Nos gustan los MEMES porque desencadenan una retroalimentación creativa que puede extinguirse en poco tiempo o vivir para siempre en la memoria colectiva; hay MEMES que solamente tienen sentido en el grupo de Whatsapp Banda Pesada, pero ofendería a una que otra tía si lo ponemos en el muro de Facebook.

¿Cuál es tu MEME favorito y por qué te gusta tanto?

tsayam@gmail.com
@tsayamo
Instagram y Snapchat: tsayam
Advertisements

One Comment Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s