El valor del silencio

Por: Juan Carlos Olvera

 

“No hables a menos que puedas mejorar el silencio” – Jorge Luis Borges

 

Los silencios son parte importante de nuestras vidas, en la música el silencio es como una nota más y le da un respiro. En el cine el silencio es utilizado para dar reflexión o suspenso a una narrativa.

En política el silencio significa muchas cosas y más cuando has tenido una serie de declaraciones desafortunadas en un corto periodo de tiempo, como diría Alejandro Dumas: “para toda clase de males hay dos remedios; el tiempo y el silencio”. En este sentido esa combinación es mágica para ayudar a corregir una carrera política y más con una ciudadanía que tiene muy mala memoria como la nuestra.

En Querétaro tenemos dos casos muy recientes que entendieron (o les hicieron entender) que “calladitos se ven más bonitos”. Por un lado el presidente Marcos Aguilar, después de un muy, si no es que el peor en la historia, inicio de la administración y tratar de brillar con declaraciones polémicas a la prensa metiéndose en temas que no le atañen como alcalde, llegó el silencio, ya se cuida más y no habla de más. No más andar presumiendo la pintura de los puentes, no más declaraciones con la víscera, ahora una sana distancia con los medios y clavarse a las redes sociales donde si te critican sólo el Community Manager lo sabe.

La apuesta es que se comiencen a olvidar los errores y poder retomar más adelante la estrategia y el camino al siguiente escaño político, que bien podría ser el Senado. A Marcos le va más ese tipo de puestos donde cualquier acción es positiva y donde puede opinar de todos los temas y ponerse al tú por tú hasta con el Gobernador.

El otro caso es Juan José Ruiz, dirigente del PRI estatal, se ha guardado y, para ser honestos, el silencio le va bien. Sus videos en Facebook quejándose de los gobiernos más que ayudar a su imagen y a la del partido, la perjudicaban y no por la calidad con la que fueron grabados sino por la falta de mensaje de fondo.

Ojalá este periodo de silencio, que según dicen algunos columnistas queretanos fue negociado por Luis Bernardo Nava, ayude a corregir el camino del PRI para ser la oposición que un estado como Querétaro se merece: fuerte, crítica y con argumentos convincentes.

Por último decirles que no es lo mismo el silencio que el no ser escuchados, tal es el caso de la reciente renuncia en YouTube de Diego Foyo a su militancia partidista, donde el comentario generalizado de la gente fue: ¿y ese quién es? Y es curiosa la sintonía de sus declaraciones con el que se dice líder legítimo del priísmo en Querétaro, Jesús Rodríguez, quien sí se atrevió a ponerle nombre y apellido a la mano que mece la cuna del PRI en Querétaro.

juan.olvera@grupovier.com.mx
@juano7
Advertisements

One thought on “El valor del silencio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s