ReMedios Modernos: Mea Culpa Política

on

Por: Tsayam Mejía

Día tras día, generación tras generación, se va perpetuando la idea de pensar que todo lo que tenga que ver con política es malo; al igual que la culpa, que históricamente hemos adoptado como sociedad y hemos heredado.

Sin embargo, se nos olvida que la política y la culpa están más allá del bien y del mal, pues desde la perspectiva de Nietzsche, ambos fenómenos pueden ser considerados sólo una interpretación moral y no como un fenómeno moral; en ese sentido, tener la firme idea de echarle la culpa al gobierno es un fiel reflejo de la falta de responsabilidad social.

Desde la misma óptica, la doctrina de la voluntad ha sido inventada esencialmente con la finalidad de castigar, es decir de querer-encontrar-culpables cuando los asuntos públicos deberían ser temas de interés colectivo y no sólo de los gobernantes.

Entendiendo a la política como aquella actividad de regir los asuntos públicos, creo que es tarea de todos heredar un mundo mejor del que nos dejaron y no gastar tweets, memes o energía echando a otros la culpa de la situación en la que vivimos.

Dirigir asuntos públicos va más allá de no tirar basura en la calle, pasear al perro con correa o respetar las señales de tránsito; pues el respeto al derecho ajeno es la paz; tratar al prójimo como a ti mismo, o el karma, son ideas que nos hacen recordar que en un día complicado lo último que uno quisiera es cargar con la angustia de pensar en la nueva ocurrencia del pelón presidente municipal.

Tal vez resulte insignificante tirar un papel en la calle, tal vez nadie nos recrimine ese acto o tal vez creamos que no pasa nada; pero cuando multiplicamos ese papel tirado en la calle por los miles de ciudadanos que tienen otras preocupaciones en qué pensar, nos damos cuenta que el regir asuntos públicos implica trabajo colectivo.

Podemos cambiar la palabra culpa por responsabilidad y no cambia nada lingüísticamente, pero socialmente puede existir un cambio significativo y de fondo, pues cuando hacemos consciente las consecuencias de lo que hagamos o dejemos de hacer, podemos vivir libres de culpas que no nos corresponden, o de culpas que queremos adjudicar al otro.

Vivir felices… o por lo menos dormir tranquilos.

tsayam@gmail.com
@tsayamo
Instagram y Snapchat: tsayam
Advertisements

One Comment Add yours

  1. Brenda Mariana Medrano says:

    Buena reflexión. Justo esta mañana recanalicé mis pensamientos cuando me descubrí analizando el tema político de mi país. Me dio hartazgo. Pero claro! Política no sólo son los políticos sino el quehacer social. De alguna forma esa perspectiva me da más esperanza.
    Gracia por el recordatorio, Tsayam.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s