Independientes o ciudadanos

Por: Braulio Hernández

Luego que el candidato independiente Jaime Rodríguez “El Bronco” resultara electo gobernador del Estado de Nuevo León, surgió la idea de un México gobernado por independientes. Pero a un año de la victoria, ¿qué tan lejos estamos de eso?.

Contrario a lo que se pensaba en 2015, los candidatos independientes perdieron fuerza en el 2016 y se advierte un futuro complicado en el 2018; pero si todas las encuestas demuestran que los ciudadanos están hartos de los partidos políticos, ¿por qué ese hartazgo no se vio reflejado en las urnas? La respuesta es sencilla: porque los candidatos independientes no son ciudadanos.

La mayoría de las candidaturas independientes que contendieron el pasado 5 de junio estaban en manos de ex militantes de partidos políticos (salvo algunas excepciones), si,  justo de lo que los ciudadanos ya no quieren mas. ¡Que alguien me explique!

Y es que pareciera que los que estuvieron afiliados a algún partido político (el que sea) tuvieran algún tipo de poder psíquico para llevar votos a las urnas o que vinieran de un planeta extraño y están dotados de superpoderes o que son los únicos acreditados por la agencia S.H.I.E.L.D. para hacer política en este país, si de ellos dependiera el futuro de la humanidad crearían una comisión para dialogar con los enemigos, la cual tendría que votarse en una sesión extraordinaria, para saber si es viable o no responder a los ataques de las naves espaciales, aunque lo mas probable es que no salga el acuerdo hasta después de las elecciones.

Lo que necesitan los ciudadanos es un perfil ciudadano, no un político independiente, buscar un perfil que pueda emanar de un liderazgo real, impulsado primero por el tercer sector, esas ONG´s que tanto dicen representar y poco logran proponer, respaldado por organizaciones civiles y empresariales. Hasta el día de hoy en la carrera presidencia han levantado la mano periodistas, escritores y no faltará algún improvisado, pero si de verdad se quieren hacer las cosas distintas tendríamos que hablar entonces de la formación profesional de los candidatos ciudadanos, gente estudiosa de la sociedad, gente que entienda que el mundo no gira en la grilla de un partido o en lo políticamente correcto.

Candidatos que sepan de micro y macro economía, que sepan (no por encuestas) lo que el ciudadano de a pie opina de los gobiernos y sus políticas sociales. Mientras sigamos eligiendo al diputado boxeador, a la senadora maquillista o al senador puerquero, que no nos extrañen los jitomatazos en las legislaturas, los amarres y los cochupos de los partidos políticos de siempre.

Creo que se puede tener presidente de México emanado de las candidaturas ciudadana pero nada cambiará si no se logran legislaturas ciudadanas que reformen.

brauliohn@gmail.com
@brauliohn
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s