De gays y niñas gordas en ReMedios Modernos

Por: Tsayam Mejía

A una semana de los hechos sucedidos en el Pulse Orlando Night Club y a unos días de la declaración del Gobernador de Nuevo León, he escuchado una infinidad de opiniones en varios medios de comunicación y en redes sociales; muchos sin responsabilidad social y otros, sin saber de lo que están hablando.

Entendiendo a los medios de comunicación como empresas y respetando sus líneas editoriales, queda claro que cada quien tiene su perspectiva de ver las cosas; sin embargo el dar juicios y opiniones implica una gran responsabilidad.

En el caso del Pulse Orlando Night Club leímos a en letras grandes “golpe a santuario gay” o “matanza de gay en Orlando”; de igual forma la diferencia entre decir “se atribuye al Estado Islámico” en vez de decir “se le atribuye al Estado Islámico”.

Todos estos titulares “noticiosos” perpetúan mensajes de discriminación, pues si realmente vamos a respetar las preferencias sexuales o religiosas deberíamos estar hablando de 50 personas muertas y 54 heridas; deberíamos estar preocupados por la facilidad con la que se pueden conseguir y portar armas de fuego en Estados Unidos.

Por otro lado, nos encontramos con la indignación que generó la frase “a una niña gorda no la quiere nadie” del Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, durante la Instalación de la Red de Universidades Saludables.

 Aunque no fue la mejor manera de abordar la importancia de la educación sexual, ni mucho menos hablar así de las adolescentes embarazadas; la reacción de varios opinadores fue condenar al funcionario por discriminar a las niñas con sobrepeso.

La velocidad con la que viajan las noticias en la era digital nos limita a hacer un análisis superficial de las cosas y peor aún a replicar información fragmentada que lo único que deja en evidencia es que el teléfono descompuesto se quedó corto con el poder de las redes sociales.

Debo confesar que, al igual que Voltaire, soy un defensor de la libertad de expresión y defenderé hasta la muerte el derecho que las personas tienen para opinar, aunque digan puras tonterías o piensen que hacen una guerra con banderas que nadie les pidió defender.

tsayam@gmail.com
@tsayamo
Instagram y Snapchat: tsayam
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s