Hablemos con energía: PEMEX con malas noticias

on

 

Por: Óscar López

Como sabemos, PEMEX sufre con la reforma energética modificaciones de fondo que prevén situaciones que evidencian su realidad insostenible. Para efectos de mejorar la operación de PEMEX, su Dirección junto con el Consejo  de Administración han propuesto en marcha una difícil operación para seccionar en partes al monstruo; algo parecido a lo que sucede ahora con la CFE y que propone trabajar con esquemas financieros independientes que permitan, sobre todo a la parte productiva de refinación, mayor libertad de acción sin endeudamiento y cargas de costos fijos globalizados como hasta ahora.

Lamentablemente es ahora cuando el tiempo no juega a favor de la paraestatal. Para el año 2018, PEMEX estará obligado a producir y vender diesel de Ultra Bajo Azufre (UBA). Si esto no sucede así la producción de este combustible que no cumpla con lo establecido en la Norma 016 deberá salir del país. Lo mismo que nos obligaría a  importar el producto que el mercado interno demanda. La paraestatal necesita invertir para garantizar e incrementar su producción de 100 mil barriles por día de combustible UBA.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE), refiere a la Norma 086 como la que prevé la elaboración y comercialización de combustible diésel con al menos 15 partes por millón de azufre. El tiempo llegó y en PEMEX no están preparados para cumplir con dicho tema. Se está trabajando ya en la proyección de modificaciones dentro de las diferentes refinerías, lo que abona a mejorar lo producido en dichas plantas, pero con la baja en los precios de barril de crudo, PEMEX entró en un período de no inversión y se queda solamente con la reparación de lo existente para garantizar seguir trabajando con la capacidad y calidad actual.

Por otro lado, la CRE tiene como prioridad la regulación del mercado nacional de gas natural y energía. El objetivo es bajar costos en producción de energía y el costo directo por consumos general de este primario. La SENER busca integrar más opciones al mercado para lograr el objetivo.

Como meta, la administración del gobierno federal busca para el año 2018 más competencia en los mercados nacionales de gasolinas, diésel, gas natural y gas lp, así como electricidad; a fin de contar ya con actores capaces de competir con PEMEX y CFE. Como ejemplo, La Comisión Reguladora de Energía (CRE),  está  a la espera de que PEMEX  entregue la lista del 70 por ciento de los contratos firmados con consumidores finales de gas natural, esto de acuerdo a lo estipulado en la regulación asimétrica, a la cual ha sido sometido.
Hablamos de la comercialización de al menos 2 mil 700 millones de pies cúbicos diarios.

Esta información se pondrá a disposición de los productores privados, para que el mercado se abra y poder darle a los usuarios la oportunidad de que decidan, con base a la oferta y precios, si se cambian o continúan con PEMEX.

Tal parece que al final la paraestatal está sufriendo una cirugía profunda y los factores no son los mejores actualmente. ¿Nosotros como “dueños” que pensamos?, porque por otro lado también somos consumidores y la apertura nos beneficia completamente para obtener una mejor oferta de producto y precio.

Todo cambio es bueno pero tiene un costo, y ahora PEMEX está pagando. Le cuesta mantenerse de pie y seguir trabajando, pero también le está costando mantenerse en la pelea por un mercado local y global. Sin duda esto traerá panoramas diferentes en tres años para todos nosotros que nos decimos“dueños”. Ahora veo más interesante el 2018.

loro76@yahoo.com
Twitter: @loro76

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s