El papel del contador en la actualidad

on

Por: Sergio Murguía Hurtado

El pasado 25 de mayo se celebró el día del contador, pero ¿Qué es un contador? ¿Qué hace un contador? ¿Por qué necesito un contador? Existen una infinidad de preguntas sobre las actividades que nosotros desarrollamos y sobre todo, si es necesario o no el utilizar los servicios de un contador, un despacho contable o cualquiera con algo de conocimiento de finanzas puede desarrollar esas actividades y me ahorro el honorario o el puesto dentro de mi empresa.

¿Por qué no? Como cereza en el pastel aparecen en diferentes medios de comunicación autoridades del SAT mencionando que con las nuevas reformas cualquiera puede realizar su contabilidad y presentar sus declaraciones y obviamente esto cuestiona aun más la importancia de tener un contador.

Con este contexto me gustaría en esta ocasión poder explicar precisamente cuál es nuestra función y qué es lo que hace cada uno de los especialistas en las diferentes áreas de la contabilidad y de todo lo relacionado con la parte fiscal, ya que no es solo hacer unas cuantas sumas y restas y la presentación de una declaración.

Con todas las reformas fiscales que ha habido en nuestro país, y aunque no lo tomemos muy en cuenta, con la globalización; tener un contador se ha vuelto de suma importancia ya que dependiendo de la especialización que tenga la persona que decidan contratar, sea externo o interno, este puede ser un pilar importante dentro de la organización de la empresa y forma parte esencial en la administración y organización general y financiera de una empresa.

Las diferentes actividades que realiza un contador van desde los más básico y general, que es la elaboración de los registros contables, libros, pólizas, asientos contables y estados financieros, para con ellos tener la información condensada y poder realizar los papeles de trabajo para el cálculo de los diferentes impuestos a los que está obligado cada negocio. Los más comunes son el cálculo de ISR (Impuesto Sobre la Renta) que es el pago de un impuesto por las utilidades que cada negocio obtiene derivado de su actividad; y el IVA (Impuesto al Valor Agregado) que es el impuesto del gobierno al consumo. Este es tan sencillo como que yo cobro el impuesto y solo hay dos opciones: o lo pago a alguien más o se lo tengo que pagar al gobierno.

Ya que tenemos los papeles de trabajo en los que se determinan los impuestos, se presentan mediante los medios que el gobierno ponga a disposición de la población para poder presentar dicha información, que al día de hoy es a través de las diferentes aplicaciones que existen en el portal de Internet del SAT. Se envía la información, ésta genera una declaración y un comprobante, y  si hay impuestos a cargo se genera una línea de captura con la cual se realiza el pago directamente en el banco.

Se podría decir que esta es la actividad principal de un contador pero la realidad es que no es lo único que realizamos. Como lo he mencionado antes, derivado de las diferentes reformas fiscales y sobre todo de las diferentes obligaciones que el gobierno ha implementado con la intención de que la información que ellos tienen para poder verificar que lo que como contribuyentes le estamos declarando sea lo correcto, el SAT ha implementado diferentes obligaciones como son la expedición de Factura Electrónica, envío de diferentes declaraciones informativas como son la declaración informativa de operaciones con terceros, declaraciones anuales, declaración informativa de retenciones (Declaración Informativa Múltiple), timbrado de recibos de nómina y la ahora famosa contabilidad electrónica.

Todos estos mecanismo desarrollados por el SAT son con la intención de que ellos puedan comparar de manera más rápida y ágil que la información que nosotros enviamos para el pago de nuestros impuestos sea efectivamente derivada del total de nuestras operaciones, y para poder enviar esta información nosotros como parte de la empresa tenemos que ir actualizando nuestros sistemas y nuestros conocimientos para poder presentar la información de manera correcta y oportuna a la autoridad, para de esta manera evitarle a los diferentes contribuyentes y clientes de nosotros que nos confiaron su información, que la autoridad los penalice por la falta de alguna declaración o aún más allá, que la autoridad utilice alguna de sus facultades de comprobación para comprobar que la información que fue presentada sea correcta.

Por otro lado y con la intención de que el gobierno pueda incrementar su base de recaudación, a partir de 2014 se eliminó el régimen de pequeños contribuyentes (REPECOS) y el régimen intermedio para personas físicas, y se creó el Régimen de Incorporación fiscal (REINCO). Ya que la manera en que pagaba sus contribuciones el REPECO era mucho más sencilla y tenían muchos beneficios, al eliminarlo y crear el nuevo régimen se les han incorporado una serie de obligaciones a estos contribuyentes que anteriormente no tenían y que por el tipo de negocios que se encontraban en este régimen ahora se les ha vuelto muy complicado el poder cumplir con todas y cada una de las obligaciones que el SAT les impuso.

Aunque la autoridad diga que el cumplir con dichas obligaciones es muy sencillo y dicho de paso, para una persona que está en contacto constante con este tipo de información la realidad es que sí es sencillo; para alguien que se dedica al transporte público o al comercio en pequeño como puede ser una miscelánea o un negocio de mercado la realidad es que todos estos conceptos son nuevos y si a eso le agregamos que ahora todo es por medios electrónicos y con el uso de internet, esto complica su cumplimiento ya que no todo el mundo tiene acceso a estas herramientas.

Si describimos las actividades que se desarrollan en una empresa o en la industria éstas son definitivamente inmensas, ya que un contador puede realizar desde la parte básica que es contabilidad y pago de impuestos, hasta formar parte importante de recursos humanos para la elaboración de la nómina y el pago de contribuciones relacionados con nóminas, como son IMSS e INFONAVIT, Impuesto sobre Nómina, retenciones por salarios (ISR), o puede estar en el área de Almacén elaborando inventarios y llevando el control de los mismos; en el área de Producción controlando mermas y desperdicios e implementando acciones para disminuirlos; en el área de Ventas llevando la facturación y cuentas por cobrar; en Compras llevando el control de cuentas por pagar y organizando los pagos de los mismos; en Auditoría revisando que la información de todos los departamentos esté perfectamente sincronizada y que no existan errores involuntarios o peor aún, voluntarios.

El trabajo del contador en lo general ha sido minimizado o devaluado ya que la mayoría de la gente de negocios no se da cuenta de todas las actividades que realiza un profesional en el área. Pero sobre todo, no se dan cuenta de su importancia pues gran parte de su tranquilidad es derivada de que todo lo que corresponde al área contable y de impuestos. Si está bien hecho, al día y sobre todo presentadas todas y cada una de sus obligaciones, entonces la autoridad no está al pendiente del contribuyente.

El contador es una pieza trascendental en cualquier negocio sin importar su tamaño, su giro o su régimen fiscal. Es importante que tomemos en cuenta sus recomendaciones pues todas las actividades que se realizan tienen un impacto importante en el motor de cualquier negocio: el dinero. P esto es muy importante que la persona que tenga a su cargo esta área en cada negocio sea de total confianza y profesional.

sergio.murguia.jm@gmail.com
Twitter: @sergiomh76

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s